Airtime 2.1 para estaciones de radio

Derechos de autor

Si es la primera vez que incursionas en la conducción y la transmisión radial en línea, este resumen de las reglas de compensación para los derechos de autores, compositores y músicos puede ahorrarte muchos problemas en el futuro. 

Las estaciones de música independiente por Internet no suelen ser como deberían, debido a las numerosas demandas de SoundExchange en Estados Unidos, y algunas organizaciones afines en otros países. Éstas son sociedades anónimas o autoridades gubernamentales que recaudan fondos de los conductores de radio para pagar los derechos de autoría de sus acreedores.  Estas sociedades para la recaudación de comisiones exigen que pagues antes de transmitir cualquier pieza musical comercializada- no importa si tienes ganancias o no. Sin importar el porcentaje de la comisión, las cuotas anuales reducen desproporcionadamente los recursos de las estaciones pequeñas.

Por ejemplo, en el Reino Unido, la Limited Online Music Licence (MCPS-PRS) protege la transmisión musical no comercial siempre y cuando sus ganacias brutas no excedan £12,500 por año. El costo límite ha ascendido hasta a £1,120, más un impuesto del 20% anual, para distribuir hasta  450,000 transmisiones únicas y servir 25,000 archivos. Si tus ganancias traspasan el límite, debes aplicar para una licencia completa de MCPS-PRS. No suena tan mal al inicio, pero 25,000 archivos anuales rinden menos de cuatro descargas por hora en un sitio permanentemente abierto. Esta licencia particular solo cubre los derechos de publicación (del cantautor), no de grabación (derechos de la disquera y la interpretación del artista), así que debes negociar una licencia adicional de Phonographic Performance Limited (PPL) para reproducir música en línea, incluyendo grabaciones convertidas de discos comerciales, acetatos o casettes.

Generalmente, debes proveer todos los detalles estadísticos de toda la música transmitida o reproducida en tu sitio para la sociedad de comisiones de derechos de autor, las cuales pueden ser onerosas. Incluso, si tu estación tiene mayormente programas diálogo, existen muchas limitaciones en la letra pequeña de sus licencias musicales. Por ejemplo, no puedes usar música para propósitos promocionales y no puedes transmitir una opera completa sin negociar licencias separadas. Es extraño, pero no tienes permiso para reproducir una pieza musical en un "contexto denigrante" para el autor o los locutores; los chistes de percusión están prohibidos, entonces.

Sin embargo, la mayor desventaja de estas licencias e MCPS-PRS para derechos de publicación sólo cubren a los oyentes dentro del Reino Unido. Para los derechos de grabación, la PPL es un miembro del esquema recíproco IFPI para locutores web, lo que implica que sus licencias cubren a los oyentes de ciertos países europeos, Australia, Nueva Zelanda y otroa más, pero no a los oyentes de Estados Unidos y Canadá. Así que, si tu estación en línea reúne a unos varios oyentes en países que no cubren las licencias MCPS-PRS y el esquema recíproco IFPI, tendrás que pagar por las licencias musicales correspondientes en esos países. No es sorpresa que muchas estaciones de radio no lucrativas han desaparecido de las ondas virtuales a lo largo de los últimos años, pues al no tener las licencias adecuadas sus operadores podrían ser demandados.

Si quieres tomar la ruta de la música comercial, y puedes costearla, visita http://www.prsformusic.com y http://www.ppluk.com para los detalles de la licencia en el Reino Unido. Busca http://www.soundexchange.com para apuntarte con una cuota mínima de US0 anuales para locutores web no comerciales. Esto incluye una cuota de uso correspondiente a la cantidad de horas escuchadas para asegurar el derecho a transmitir grabaciones de música para los oyentes en Estados Unidos. Visita los sitios de ASCAP , BMI y SESAC para conocer los pagos de regalías por publicación que pueden pagar los locutores web que transmiten para Estados Unidos.

La transmisión de contenido gratuito promete una nueva emergencia para las radios digitales.  Como las sociedades recaudadoras de comisiones, como MCPS-PRS y SoundExchange sólo representan los intereses de sus miembros, quienes no estén afiliados pueden transmitir su contenido original sin pagar licencias. Es decir, si en tu sitio anuncias que tu transmisión tiene material protegido, disponible al público bajo una licencia específica, nadie debería malinterpretar tus intenciones. Incluso podrías convencer a otras personas para que te permitan transmitir sus contenidos, siempre y cuando no tengan una obligación legal conflictiva, como un acuerdo previo con otra sociedad recaudadora en otra parte del mundo. Puedes pedir permiso para transmitir cuando tus visitantes del sitio suban sus propios archivos de música por via HTML, como sucede en SoundCloud. Por otra parte, puedes reunir archivos legales con la apropiada licencia de Creative Commons (http://www.creativecommons.org) o cualquier otra licencia de contenido gratuito.

El permiso explícito para transmitir en un servidor privado siempre será el mejor, así que considera tus propios términos y condiciones antes de aceptar archivos de terceras personas para la difusión. Por ejemplo, ¿cómo sabrás si alguien subió un archivo pirata a tu estación digital? Este tipo de situaciones pueden traerte problemas con las autoridades defensoras de los derechos de autor y sus mismos acreedores.